En la mitología Griega, hay unas diosas llamadas las Morais cuyo trabajo se decía que era repartir el destino a cada persona. Se solían representar en el arte como tejedoras, una giraba el hilo, otra lo media y la tercera lo cortaba. El hilo representaba nuestra vida y lo que nos toca vivir.

thefates
“The Three Fates” 2007

La idea de que somos víctimas de nuestro destino nunca me ha gustado mucho y decidí pintarlas como parte de mi serie de Diosas y para demostrar lo poco que me gustaba la idea de que la vida fuera pre-destinada, decidí ejercer un acto simbólico de eliminarlas de la serie. En la apertura de la exposición, invite a la gente advirtiendoles de que durante la fiesta, escogería un cuadro para destruir en frente del publico y que si adivinaban cual era antes de el momento del acto, lo salvarían. Algunos no se creían de que fuese capaz de destruir una de mis propias obras. Otros me rogaban que no destruyese ninguno. Incluso una de las modelos me llamó el día del evento para saber si podría ser el que ella había posado y pedirme que no lo hiciera. Antes de hacerlo les explique mis motivos, yo lo veía como un acto simbólico sobre el derecho de la mujer a abortar. Muchas mujeres a lo largo de la historia han tenido que ser madres al haberse quedado embarazadas y porque la sociedad les decía que era lo que debían hacer.  Aun con mi explicación ante el publico, nadie averiguó cual era el cuadro. Las cogí de la pared donde estaban colgadas, las tire al suelo y les eche un cubo de 10 kilos de pintura blanca encima, mientras tocaba una banda de jazz y el publico me miraba asombrado y perplejo.

Pero, como puedo estar segura si lo que hice era o no una acto ya predestinado? Seguí dudando y cuestionando si en realidad tenemos libre albedrío hasta unos años después, cuando falleció mi padre y mi vida cambio por completo y llegue a entender que estaba escrito en mi carta astral que seria así. A lo largo de mis estudios descubrí que pueden manifestarse cosas en nuestras vidas a las que ya hemos aceptado o pactos que hemos echo incluso antes de nacer. Aun así, tenemos la oportunidad de aceptarlas o rechazarlas una vez se presentan en nuestras vidas. Si no queremos aceptar el destino o el karma que se nos ha antepuesto, siempre tenemos la opción de cambiarlo, pero no siempre es fácil de hacerlo, y cada decision tiene sus repercusiones.

Es aquí donde el poder  de la consistencia y de los mantras nos puede ayudar.

Dentro de cada uno de nosotros residen las semillas de cada uno de nuestros karmas, o las energias de nuestros actos pasados. Algunas situaciones nos gustaran mas que otras, pero como eliminar los peores de los karmas que arrastramos para poder hacer una vida aun mejor de la que nos esta predestinada? Simplemente, cambiando nuestra frecuencia para que no nos afecte ese destino. Toda energía es vibratoria. Si vibramos a otra frecuencia, ya no tenemos porque manifestar nuestro destino. Suena fácil? Pues no es tan fácil como mover una varita mágica pero si es posible. Uno de los mantras que se dice que tiene este poder de cambiar el destino es el Mul Mantra, o el Mantra de la Raíz.

Ek Ong Kar, Sat Nam, Karta Purkh, Nirbao Nirvair,

Akal Moorat, Ajoonee, Saibhung Gur Prasad, Jap!

Aad Such, Jugaad Such, Hai Bhee Such, Nanak Hosee Bhee Such.

No hace falta saber lo que se dice para que tenga efecto, pero es curioso:

Un creador. Su nombre es Verdad. Hacedor de todo. Sin miedo. Sin venganza. Imperecedero. Nonato. Auto-iluminado. Regalo del Maestro- Medíte!

Cierto a través de todas las épocas, incluso ahora. Es siempre Verdad.

 

Advertisements

One thought on “Mul Mantra: Más allá del Destino

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s